Graciela Capodoglio: “Yo me crié en un humedal”

Graciela Capodoglio vive en Pilar hace mas de 40 años y es vicepresidenta de la Reserva Natural de Pilar. 

Todos los días Graciela Capodoglio sale de su casa y va a trabajar a la Reserva Natural de Pilar,  allí desde hace mas de cinco años trabaja para el cuidado y la protección de los humedales.

Capodoglio vivió toda su infancia en Punta Indio, provincia de Buenos Aires, una zona repleta de humedales. Allí, con su familia aprendió a convivir con ellos y a aprovechar todos sus recursos. “Mi padre protegía a la naturaleza, era un hombre muy simple pero con la sabiduría de campo, me decía si acá tendría que haber arboles abría, hoy me doy cuenta de que mi padre era un ecologista. De ahí sale mi pasión por la naturaleza”, expresó con una sonrisa.

Los humedales son zonas de tierra que se llenan de agua constantemente. Explica que estos ecosistemas traen beneficios tales como: evitar inundaciones, liberar gran cantidad de oxigeno al ambiente, refrescar la ciudad y generar mayor biodiversidad.

Hoy los humedales están desapareciendo en la Argentina, estas zonas son rellenadas con basura, tierra, cemento, entre otros materiales para que sean suelos aptos para la construcción. “El método más barato para rellenar, que es el mas usado, lo ha aplicado desde Nordelta hasta Pilará y Estancias del Pilar, funciona así: hacen un pozo llegan hasta la napa la pinchan, que es de donde nosotros tomamos agua, y eso luego se nivela todo alrededor de esa laguna con basura y tierra sacada de esos pozos”, explicó.

IMG_2049
La Reserva Natural de Pilar fue creada en el año 1991, es un espacio natural protegido.             Foto por: D.C

La problema que hoy preocupa a Capodoglio no es el hecho en si mismo de terminar con los humedales sino las graves consecuencias que traen estas decisiones. “El primer problema es que, como rellenan con basura están teniendo graves problemas de contaminación, en segundo lugar las casas se rajan porque el suelo se mueve y por último trae inundaciones a vecinos de alrededores”, expresó con indignación.

Desde hace dos años Capodoglio y todo el equipo de voluntarios de la Reserva Natural de Pilar trabajan juntos para que haya una mejora en la ley que proteja estas zonas. “Durante ocho meses viajábamos todos los martes a la Cámara de Senadores, armado presentaciones para explicar la situación. Pero, no logramos nada, es decir, no tenemos ley de humedales”, contó.  Si bien la situación no es muy alentadora, Capodoglio afirmó: “Estamos bien, venimos creciendo pero falta mucho, a mi lo que me preocupa es si vamos a llegar a tiempo”.

Una solución a este problema seria comenzar a revertir la situación. Otros países del mundo como Alemania y Holanda, empezaron un proceso de recuperación de los humedales. “Ellos hace 30 años te decían, a Europa la hizo Dios, a Holanda la hicieron los holandeses. Avanzaron sobre el mar del norte, con una técnica diferente pero con el mismo fin que acá, rellenando los humedales. Hoy Holanda queda bajo el agua si no revierten la situación”, agregó.

Graciela Capodoglio es una apasionada de la naturaleza, ama y protege cada lugar por mas chico que sea. “Yo planto mi árbol no importa si mañana se acaba el mundo, yo quiero mejorar la calidad de vida a mi familia ”, expresó suspirando. Ojalá lleguemos a tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s