Conociendo el lado oscuro del Delta

Cada luna llena, el Delta de Tigre recibe a un puñado de visitantes que elijen conocer sus ríos y canales en la profundidad de la noche. 

IMG-3440
La precaución tomada en el tránsito en el agua se intensifica por la noche. Crédito: Ignacio Bottarini

La lluvia cesó pero todavía se ven unas cuantas nubes por encima de nuestras cabezas. Hay un poco de viento y la marea parece un poco agitada. El Delta de Tigre se prepara para recibir cerca de las siete de la tarde, a los nuevos visitantes. La canoa, protagonista principal de la excursión, cada tanto choca contra el muelle debido a las olas que la golpean, causadas por los monumentales barcos y catamaranes que recorren el río.

En ese momento, cuando el sol casi termina de esconderse, el instructror de la excursión llama a los tripulantes a acercarse al muelle para subir a la embarcación. Son siete personas: tres parejas, una de ellas con su hijo de 16 años. Con extremo cuidado suben de a uno ocupando los ocho primeros lugares de la canoa y colocándose los chalecos salvavidas. Llegó el momento de la verdad y adentrarse en la noche del río.

IMG_0774
Cada luna llena, algunos centros de kayak y canoa trabajan horas extra. Crédito: Ignacio Bottarini

Comenzando el primer tramo del viaje a motor, la canoa deja atrás el puerto de Tigre con vistas al Club de Regatas y el Parque de la Costa, para cruzar el río Luján y meterse en uno de los tantos canales del Delta. La luz proveniente de la ciudad se desvanecía poco a poco, hasta el punto de depender de una simple linterna utilizada por el guía. En unos pocos minutos ya se pudo experimentar la calma del río y su silencio, el cual formaba una pareja perfecta con el paisaje y el momento que se estaba viviendo. El trayecto fue por una zona residencial donde se pudieron ver muchas casas particulares con sus respectivos muelles y, a veces, sus dueños sobre ellos. Al parecer todos conocían al barquero que dirigía la canoa, ya que nunca faltó que éste se saludara con los locales.

La tripulación seguía en silencio, un poco por los nervios y un poco por la exaltación de sentidos que genera estar viviendo esta nueva experiencia. “Que levante la mano el que quiera remar”, dijo el instructor. Fernando, de 50 años, al ver que no todos los tripulantes levantaron la mano, bromeó: “¡Miren que yo no llevo a nadie!”.

El instructor dio algunas instrucciones sobre como utilizar el remo y seguida de la orden, todos llevaron sus remos al agua. Fueron algunos minutos de remo intenso, donde cada tripulante se sentía parte de un todo, más específicamente del motor que movía esa canoa sobre el agua. Todos remaron hasta que de a uno fueron dejando de hacerlo debido al cansancio. Cuando el instructor notó esto, le dio arranque al motor para seguir con el paseo.

Luego de una hora, la canoa se detuvo en un muelle de unos 100 metros de largo. Los tripulantes bajaron y en su reencuentro en tierra firme pudieron oler la cena. Una cazuela de pollo los estaba esperando hace ya unos cuantos minutos. Tomaron asiento y cenaron la comida preparada por Inés, la encargada del centro de canoa y kayak, de 46 años. Entre plato y plato se la oye contarle a los visitantes como el río sana el alma, une al hombre con la tierra y remarca que “la gente viene por el kayak y vuelve por el río”, refiriéndose a lo fácil que es enamorarse del Delta.

IMG_3170
Las mareas del río cambian cuatro veces al día. Crédito: Ignacio Bottarini

Con el estómago lleno, los visitantes subieron a una lancha para llevarlos al muelle donde había iniciado esta aventura. Aquí predominaba el silencio, pero se lo escuchó a Francisco, el más joven del grupo, decir que la aventura nocturna por el Delta era una actividad que repetiría con sus amigos.

Con el cielo nublado, unos cuantos grados menos y una leve llovizna, finalizó el trayecto que llevó a un grupo de porteños a conocer la oscura noche del Delta de Tigre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s