Química Verde: revertir la contaminación de la industria textil

La necesidad de encontrar una solución a la creciente problemática de la huella hídrica impulsa estudios sobre aquellos sectores que generan mayor polución.

Efluentes contaminados con tinte azul
Los colorantes impiden la penetraciónde la luz solar lo que afecta la fotosíntesis y daña el ecosistema de los ríos. Foto de UNperiodicodigital (abril 2018)

La química es aquella ciencia que estudia la composición íntima de lo que nos rodea. Todos los objetos cotidianos están atravesados por estos elementos ya sean naturales o sintéticos. Los químicos y su manipulación generan transformaciones en el entorno.

La industria textil es una de las más contaminantes por la cantidad de productos que se emplean en el tratamiento de las prendas. Para producir un traje se necesitan 5.500 litros de agua que equivalen a 25 bañeras de 220 litros y esa agua es irrecuperable. Los químicos para dar color a las telas son conocidos como xenobióticos, que son compuestos diseñados artificialmente de baja biodegradabilidad.

Los azoicos son el tipo de tinte más usados en varios actos productivos no solo para la elaboración de ropa sino en otras industrias como la alimentaria y la papelera. Es uno de los más nocivos y tardaría millones de años en ser sintetizados. Requiere de rigurosos procesos de tratamiento para mitigar el efecto que tiene.

El Doctor en bioquímica, Jorge Donadelli, investigador de la Universidad Nacional de La Plata desarrolló dos estrategias para contrarrestar la pigmentación que dejan los colorantes y los daños en el ecosistema. Los métodos permiten la oxidación orgánica con peróxido de hidrógeno, conocida como agua oxigenada.

La efectividad del estudio permite la eliminación de los restos de color, sólidos y los tóxicos de los productos usados en el procedimiento. Lo novedoso es que efectuó una combinación química que una vez concluida la reacción no deja residuos. Además, permiten la limpieza de efluentes que llevan mucho tiempo contaminados.

El científico Donadelli afirma en su ensayo que: “El tratamiento del agua debe ser durante toda la elaboración de las prendas, así evitar que llegue a una contaminación. Podemos intentar revertir los daños, pero el mejor enfoque debe ser en el cuidado de la totalidad de las etapas”. La función que buscó con la investigación es permitir que se optimicen la producción generando el menor impacto posible en los recursos que se disponen.

En cuanto a la cantidad de agua utilizada para teñir las prendas, el aporte que realizaría aplicar este procedimiento es que posibilita reutilizar el 75%. Pero el freno que tiene implementar estos métodos al uso industrial son las legislaciones que tiene cada provincia.

En el caso de Buenos Aires se permite volcar en cuencas hídricas y conductos pluviales de manera casi irrestricta, solo se limita por los parámetros geoglobales establecidos por la Autoridades del Agua (ADA) que depende del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos. La resorción 336/2003 detalla el tamaño, profundidad, Ph, composición y diámetros que debe tener los vertederos.

Existen fábricas que desechan ilegalmente los restos, por eso ADA posee servicios de reclamos. De manera telefónica y gratuita al 0800-666-2482 o acercarse a las dos oficinas ubicadas en La Plata en la Calle 5 nro. 366 o en Bahía Blanca en Vieytes al 330. Para más información visitar la página web  http://www.ada.gba.gov.ar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s