Lavarse las manos: una prioridad para la salud infantil

El lavado de manos ayuda a tener una vida más saludable. Pero, para incorporarlo como hábito, hace falta educación.

La neumonía y la diarrea son las principales causas de muerte en niños menores de 5 años. El agua cobra un papel fundamental a la hora de prevenir estas enfermedades: el lavado de manos es una de las maneras más fáciles y eficaces de salvar vidas. Por eso, los especialistas le dan gran importancia a la promoción de este hábito saludable en la población, especialmente entre los infantes.

Un estudio realizado en 2017 por Virginia Inés Soto Lesmes para la revista de Escola de Enfermagem da USP de Brasil se enfocó en las características de la rutina de higiene de la población infantil de Colombia. El hallazgo más impactante fue que, si bien la mayoría de los niños dijo conocer el protocolo de lavado de manos establecido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), sólo el 3% de ellos lo aplicó.

Hábitos de higiene de niños
La investigación tomó como muestra una población de 11.973 niños, de 2 a 5 años (C.E.).

Se reconoce que los niños, en comparación con los adultos, no dominan hábitos de higiene propios. Esto hace que sean más propensos a contraer y transmitir enfermedades. “Factores como la transmisión de agentes infecciosos en el ambiente y la inadecuada higiene de las manos, hacen que los niños estés expuestos a enfermedades”, afirma el pediatra Enrique Raúl Cassullo. Muchas de las infecciones se adquieren por contacto directo de las manos con zonas contaminadas. “Los microorganismos se alojan en la piel de manera transitoria y su remoción se logra al limpiarse las manos”, explica Cassullo.

Por esto es esencial que el lavado de manos se convierta en rutina diaria de los más pequeños. Pero, no es sólo cuestión de los niños, sino que incluye a los adultos. En el estudio, al observar a la población infantil, también se encuestó a los mayores que los cuidaban. De ellos, el 93% afirmó que se lavaba las manos en los momentos básicos recomendados por la OMS: antes de manipular alimentos, después de ir al baño y al llegar de la calle. Sin embargo, se concluyó que solamente el 2% de esos adultos se lavó las manos en las observaciones.

El déficit de conocimiento de los adultos que cuidan a los niños es un punto crítico en relación con la salud. Si el lavado de manos no es habitual en los adultos, será difícil incentivar a los niños a que conviertan la actividad en rutina. Para promover hábitos saludables de higiene, hace falta enfatizar sobre la importancia del agua y enseñar sus beneficios.

Cómo lavarse bien las manos-
Según el Hospital de Pediatría Garrahan, el lavado de manos debe durar 15 o 20 segundos (C.E.).

Se debería disciplinar a niños y sus cuidadores para que implementen buenas prácticas. La educación debe ser la herramienta por excelencia para cambiar hábitos. En Argentina, Módulo Sanitario busca educar sobre higiene. Esta organización sin fines de lucro se encarga de la emergencia sanitaria de muchas familias del país, para mejorar las condiciones de infraestructura y equipamiento de los hogares de familia. Niños y adultos son orientados hacia una vida más saludable al aprender sobre el agua limpia y los beneficios de la higiene. Módulo Sanitario recibe consultas vía mail (info@modulosanitario.org).

Lavarse las manos solamente con agua, una práctica común alrededor del mundo, es significativamente menos efectivo que lavarse las manos con jabón. El lavado de manos apropiado req
El agua es esencial en la salud del ser humano (C.E.).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s